Masala Chai, el té yogui

image

El masala chai es una bebida típica del sur de la India, consistente en una mezcla de té con especias y hierbas aromáticas. Estas especias se usan desde hace milenios en ayurveda. Debido a la rica mezcla de estos ingredientes con numerosas propiedades, por lo que también se le llega a conocer como el té yogui.

La versión tradicional de masala chai usa las especias conocidas como calientes, incorporando las siguientes: cardamomo, clavo, pimienta, anís estrellado, jengibre y canela. En el oeste del país, no utilizan el anís o la pimienta negra, lo elaboran con té verde en lugar de negro y añaden: almendras, cardamomo, canela, clavo y en ocasiones azafrán.

Aunque existen varias recetas de té chai, desde el casero tradicional hasta el blanco ayurvédico, todas ellas incluyen los siguientes ingredientes clave:

Clavo. Esta especia contiene fitonutrientes; contiene altas cantidades de manganeso, fibra dietética, ácidos grasos omega-3, vitamina C, vitamina K, calcio, potasio, magnesio, ácido fólico, fósforo y hierro. Entre sus beneficios encontramos que es un excelente analgésico natural aliviando eficazmente el dolor de cabeza; también es anti-inflamatorio, favorece a la digestión, la salud cardiovascular y fortalece al sistema respiratorio, además es anti-oxidante.

Cardamomo. El chai que no lleva cardamomo, no es chai. El cardamomo contiene proteína, agua, aceite esencial, almidón, ácidos grasos y mucha fibra. Contrarresta los efectos a la intolerancia al gluten. Es útil para problemas urinarios. Regula el metabolismo. Se recomienda a quienes sufren de artritis o diabetes. Expectorante, antiséptico y anticancerígeno. Favorece al sistema digestivo, las vías respiratorias y, además, es afrodisiaco.

Canela. Entre sus propiedades encontramos que regula los niveles de azúcar y de colesterol en el organismo. Tiene efectos antimicrobianos, alivia molestias digestivas, alivia infecciones de la boca, elimina las molestas del resfriado. También es un afrodisiaco natural. La canela es rica en vitamina A, magnesio, vitaminas del complejo B, zinc o flavonoides,

Jengibre. Esta raíz asiática es una joya que debemos aprovechar. Es muy rica en aminoácidos y minerales: aluminio, boro, cromo, cobalto, manganeso, fósforo, silicio, zinc. Aporta beneficios al aparato digestivo — es antivomitivo, evita los mareos, auxiliar en el caso de úlceras, diarrea —; aparato circulatorio — previene enfermedades del corazón, circulatorias, heridas por congelación —; aparato respiratorio — contra síntomas de gripe, resfriado, sinusitis; combate al síndrome de fatiga crónica, el dolor por sus propiedades antiiflamatorias y analgésicas; auxiliar en tratamiento de artritis, síndrome de tunel carpiano y dolor de muelas. También es afrodisiaco.

Es muy común que el té chai incluya té negro, como en su receta original. Sin embargo, también se le puede encontrar en su variante con té blanco. En el caso original, el té negro aporta sus beneficios como antioxidante, astringente, diurético, reconfortante y, además, estimulante. En combinación con los ingredientes mencionados anteriormente, tienes una bebida estimulante, que fortalece el sistema respiratorio y, por sus características antiinflamatorias, reduce el dolor muscular y articular después de una práctica de Yoga.

Como ven, podemos aprovechar los beneficios de esta bebida tradicional, siempre y cuando sea en su forma más natural. Se puede preparar con agua o con bebida vegetal; las bebidas de almendra y de arroz son ideales para un balance perfecto.

Nosotros usamos una receta que nos pasó nuestra amiga Nervey y que aprendió tras pasar varios meses en India. Se ha convertido en la bebida oficial de nuestros encuentros “especiales” en Be Slow. A nosotros nos encanta, y a la gran mayoría de los que la han probado también, y por eso es que la compartimos, porque son muchos los que ya nos preguntan por ella.

Nuestra receta

En un caldero con medio litro de agua aproximadamente echamos:

– 3 cardamomos (machacaditos o simplemente los abrimos)
– una puntita de cuchara de canela en polvo
– un pizquito de nuez moscada
– unas cuantas vueltas de molinillo de pimienta
– 1 clavo de especia
– un trocito de jengibre, como la punta de un dedo, picadito o rallado
azúcar al gusto
– 4 granitos de fenogreco (opcional).

Lo ponemos a calentar y revolvemos un poquito todo. Cuando empiece a hervir, echamos el té negro (4 pizquitos), y echamos un chorrito de leche al gusto, como dijimos también podemos usar bebidas vegetales (en ese caso echaríamos menos agua).

Dejar un poquito al fuego y ¡listo!. ¡A disfrutarlo!

*Las especias se pueden reutilizar dos veces más..

2 pensamientos en “Masala Chai, el té yogui

  1. Pingback: Este sábado 5 Agosto toca YOGA al AMANECER en la PLAYA.. | Be Slow Yoga Studio Las Palmas

  2. Pingback: Mañana sábado 2 Septiembre toca YOGA al AMANECER en la PLAYA.. | Be Slow Yoga Studio Las Palmas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s